Inicio Noticias de la Vera Arranca el Plan de Impulso para Transformación Digital del Comercio en la...

Arranca el Plan de Impulso para Transformación Digital del Comercio en la provincia de Cáceres, el proyecto mejor valorado por la Cámara de Comercio de España

La Diputación ha recibido la máxima puntuación para poner en marcha un plan que se llevara a cabo en Moraleja, Navalmoral de la Mata, Trujillo y Miajadas, cabeceras de comarca con un área comercial de fuerte influencia.

18/03/2021Cáceres.- Este jueves el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, y el diputado de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo, Álvaro Sánchez Cotrina, se han reunido con alcaldes, alcaldesas y representantes de los municipios de Moraleja, Navalmoral de la Mata, Trujillo y Miajadas, las cuatro localidades menores de 20.000 habitantes con las que se pondrá en marcha el nuevo Plan de Impulso para la Transformación Digital del Comercio en la provincia de Cáceres.

Una primera reunión, vía telemática, para dar los primeros pasos de este proyecto que ha sido seleccionado por la Cámara de Comercio de España, con la mejor puntuación, para mejorar la competitividad de las Pymes, modernizar el comercio minorista y crecer en los mercados regionales, nacionales e internacionales a través de la implantación de nuevas tecnologías.

Tal como ha explicado el presidente de la Diputación, este supone un paso más en el esfuerzo que la institución está haciendo desde el minuto cero, con un sector muy afectado por la pandemia. Si ya se está trabajando con las zonas rurales con el programa Cáceres Impulsa, gracias a la colaboración de la Diputación, la Cámara de Comercio de Cáceres y Redex, ahora se pone el foco en el comercio minorista de municipios menores de 20.000 habitantes, “pero no elegidos al azar -puntualiza el presidente- sino que, en este primer paso, se han seleccionado cuatro que se caracterizan por ser cabecera de comarca y tener un área comercial establecida con una fuerte influencia en el entorno, así como un volumen y concentración de establecimientos que les hace óptimos para implementar las acciones previstas”.

Así, no solo se da respuesta a las necesidades inmediatas derivadas de la Covid-19, a través de la implementación de herramientas tecnológicas que reactiven el consumo y digitalicen una parte de la experiencia de compra, sino que se interviene con una visión de futuro, apunta el diputado Sánchez Cotrina, ya que se impulsa una adaptación del sector comercial al mundo digital para establecer nuevas relaciones con los consumidores.

Es esta una parte de la finalidad del proyecto, “generar nuevas experiencias de compra, incrementar las ventas y fidelizar clientes”, aprovechando las ventajas de internet para atraer a estos clientes, pero siempre, trabajando por “la integración del nuevo modelo online con el actual offline, tal como se especifica en el convenio firmado entre la Diputación de Cáceres y la Cámara de Comercio de España, y que cuenta con un presupuesto de 62.530 euros, cofinanciados por fondos europeos FEDER (80%) y la Diputación de Cáceres (20%).

Carlos Carlos ha manifestado su confianza en “conseguir los objetivos” con este proyecto, de modo que “podamos ampliarlo a otras zonas de la provincia, impulsando que el comercio minorista y rural puedan estar en red e integrados en las nuevas fórmulas de comercio”.

Distintos ejes

El proyecto se articular en torno a tres ejes fundamentales: personas, tecnología y procesos.

Eje de personas: orientado a la capacitación del empresario en las competencias digitales que les permitan sacar el mayor partido a las herramientas tecnológicas para la comercialización de sus productos, así como a la definición de herramientas de negocio orientadas a la diferenciación y generación del valor para el cliente. Para ello, se llevará a cabo formación en habilidades digitales.

Eje de tecnología: está orientado a dotar al sector de herramientas e infraestructuras tecnológicas. Además, se materializará a través de la instalación de señalética comercial y turística en cada una de las localidades participantes. Se crearán o mejorarán las páginas web de las asociaciones empresariales y se potenciará el Social Commerce, es decir la venta a través de las redes sociales.

Eje de procesos: orientado al fomento y afianzamiento de la colaboración y la gestión del conocimiento entre empresas y asociaciones de los sectores comercio y turismo de la provincia, así como la colaboración público privada.